Golfa rusa paga al electricista con una follada en la cocina

09 min - 4 noviembre 2020 - 602 visitas

Parece que la instalación eléctrica no le iba muy bien a esta golfa rusa, así que llamó a un técnico para que le echase un vistazo. Pronto encontró el problema y se puso manos a la obra para arreglarlo, pero al verlo subido a la silla, la rubia se fijó en su paquete y empezó a tocarse el coño. Al terminar le dijo el precio de la factura y al ver lo caro que era, decidió ofrecerle algo mucho mejor. Así que fue directa a por su polla y después de unas mamadas, se abrió de piernas sobre la encimera y le dejó probar su coño en un follada muy caliente.